Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) asesinaron ayer al exministro de Defensa, Gilberto Echeverri, y al gobernador de la provincia de Antioquia, Guillermo Gaviria Correa, quienes permanecían secuestrados desde el 21 de abril del año 2002. De acuerdo con la emisora de radio Caracol, los guerrilleros también asesinaron a ocho soldados.

Los cadáveres fueron encontrados cerca del municipio de Urrao, en Antioquia. Según fuentes no oficiales, helicópteros del Ejército colombiano llevaban varios días sobrevolando esta zona, donde operan varios comandos del grupo guerrillero, con el propósito de localizar a los secuestrados para proceder a una operación de rescate. La liberación de Gaviria y Echeverri, cuyo secuestro había conmovido al país, estaba incluida dentro del acuerdo de canje humanitario que el Gobierno había empezado a estudiar. Las FARC exigían la liberación de los 400 guerrilleros actualmente encarcelados en las prisiones colombianas, y a cambio ofrecían la liberación de casi 80 secuestrados.

MARCHA POR LA PAZ

Gaviria Correa y su consejero de paz, el exministro Echeverri, habían sido secuestrados durante una marcha por la paz cerca de Medellín, la segunda ciudad de Colombia y capital de Antioquia. El presidente Álvaro Uribe, que ayer por la mañana se había mostrado optimista sobre la posibilidad de llegar a un acuerdo de canje con la guerrilla, viajó de inmediato a Medellín. Anoche, el Gobierno colombiano no había hecho ninguna declaración al respecto.