George Bush afirmó ayer que cerca de la mitad de los dirigentes de la organización terrorista Al Qaeda han sido "capturados o muertos". En su discurso radiofónico semanal, el presidente estadounidense añadió: "Estaremos sobre la pista hasta que todos comparezcan ante la justicia".

El subsecretario de Defensa de EEUU, Paul Wolfowitz, condenó en Macedonia los atentados, y opinó que los terroristas quieren restaurar el islamismo más radical en Marruecos.