El presidente francés, Jacques Chirac, defendió ayer el ingreso de Turquía en la UE "si cumple todas las condiciones" y pidió a Ankara que haga "un esfuerzo de memoria" y reconozca el genocidio armenio. El mandatario hizo estas afirmaciones en una entrevista a la cadena de televisión TF-1, en horario de máxima audiencia.

Chirac aseguró que la adhesión de Turquía a la UE va en favor de los intereses tanto de Francia como de Europa en general y descartó la opción de una "asociación privilegiada", en lugar del ingreso. "Los turcos no lo aceptarían nunca", señaló el presidente francés.