El candidato opositor a la presidencia de Ucrania, Viktor Yuschenko, y su rival, el primer ministro prorruso, Viktor Yanukovich, cerraron el viernes la campaña electoral cara a la crucial repetición de la segunda ronda de las elecciones presidenciales que se celebran hoy domingo.

Los dos aspirantes a la jefatura del Estado finalizaron todos los actos de agitación y propaganda, para permitir una jornada de reflexión antes del proceso de votación. En las calles de la capital ucraniana, Kiev, poco recordaba el viernes las recientes protestas masivas de la oposición a favor de Yuschenko y contra el fraude electoral, conocidas como "la revolución naranja" por el color utilizado en la campaña.

Los sondeos dan como claro favorito a Yuschenko. Según el cuartel general de la oposición, el candidato ganará con una ventaja de un 16%, mientras que un sondeo del Instituto de Estudios Sociales rebajó la diferencia a 10 puntos: 49,4% contra un 39% para Yanukovich.

El propio candidato opositor se mostró el viernes muy confiado de su próxima victoria, al igual que millones de sus partidarios por todo el país. En una rueda de prensa, el líder de la oposición incluso llegó a pronosticar: "Huelo que mi inauguración no se celebrará antes del 2005". Cualesquiera que sean los resultados de la votación, la Junta Electoral Central de Ucrania ha informado de que los resultados provisionales de los comicios se sabrán como muy pronto el próximo día 31.

Los activistas de Yuschenko concentrados el viernes en los alrededores de la Plaza de la Independencia de Kiev, el centro neurálgico de las protestas, daban por hecha la victoria de su candidato. "Estamos a favor de Yuschenko y él ganará el domingo", dijo a este diario Oxana Ignatenko, de 41 años, una vendedora de frutas en el mercado Besarabski, que se halla a unos 500 metros de la plaza.

DERECHO A ESCOGER "Vine cada noche durante la revolución. Lo hice por la libertad y mi derecho a escoger", dijo Dmitro Parfionov, de 73 años, jubilado, que llevó té y bocadillos a los activistas de la oposición.

Pese a su optimismo, los partidarios de Yuschenko advirtieron el viernes de que "la revolución no se ha acabado". "Existe un plan para repetir los fraudes en todo el país con ayuda de las fuerzas policiales, en especial en las regiones orientales, donde Yanukovich tiene la intención de obtener muchos votos", dijo a este diario Taras Stetskiv, un diputado de la Rada. "Volveremos a la Plaza de la Independencia la noche del 26 de diciembre por la pasada noche y permaneceremos hasta la victoria definitiva", afirmó Stetskiv.

Según los resultados de las elecciones del 21 de noviembre, anulados por el Supremo, Yanukovich ganó con una ventaja de 800.000 votos.