El exdictador Sadam Husein podrá votar el sábado en el referendo sobre la nueva constitución de Irak, según anunció ayer la comisión electoral. Sadam y los presos podrán ejercer su derecho a partir de mañana. Dos años y medio después de la caída del régimen dictatorial de Sadam Husein, más de 15 millones y medio de iraquís han sido convocados para pronunciarse sobre un texto consensuado entre shiís y kurdos, pero rechazado por los sunís. El plebiscito se hará en 6.000 centros electorales y contará con 46.660 supervisores.

Irak, mientras, sufre otra ola de atentados. Ayer se registraron acciones armadas que provocaron 41 muertos y decenas de heridos.