Al menos 40 personas resultaron muertas en un atentado suicida cometido durante el funeral de un policía en la localidad de Mingora, en el noroeste de Pakistán.

Según informaron fuentes policiales recogidas por la cadena de televisión paquistaní Geo, otras 60 personas resultaron heridas.