El titular de Asuntos Exteriores español, Miguel Ángel Moratinos, aseguró que España dará a los presos cubanos liberados "el mejor estatus posible" dentro de la normativa. El ministro, que se encontraba ayer en una reunión en Alma Atá, en Kazajistán, anunció la llegada de otro grupo de nueve presos a Madrid el próximo martes. Hasta el momento son 11, de un total de 52 que deben ser liberados, los exreclusos que ya han recalado en España.

Moratinos anunció que los cubanos acogidos por España se beneficiarán del sistema de Protección Internacional Asistida (PIA), que conlleva la obtención de permiso de trabajo y residencia en un plazo de tres o cuatro meses, la homologación automática de títulos y la posibilidad de optar a la ciudadanía española en dos años. Además, en teoría podrán entrar y salir de la isla cuantas veces quieran, siempre que pidan la correspondiente autorización, trámite que hacen todos los cubanos que dejan su país.

El titular de Exteriores pidió "comprensión" a los reclusos acogidos, después de las críticas que estos han expresado por no acceder al estatus de refugiados políticos. Fuentes diplomáticas señalaron que el estatus de refugiado y el que ofrece la protección internacional asistida "son equivalentes".