El líder de la oposición griega, la conservadora Nueva Democracia, Antonis Samaras, ha reiterado su rechazo al nuevo conjunto de medidas de austeridad del Gobierno socialista. "He apoyado plenamente un ajuste fiscal en Grecia, sin embargo, la actual combinación de políticas implementada por el Gobierno socialista prevé más impuestos en una economía que se encuentra en una depresión sin precedentes", afirmó a su llegada a una reunión del Partido Popular Europeo (PPE), previa a la cumbre de líderes de la UE, que se celebra entre hoy y mañana en Bruselas. Las medidas de ajuste griegas han "creado serios problemas, como han demostrado todas las cifras actuales", recalcó. Lo que necesita Grecia, dijo, son "medidas correctivas que garanticen que la economía se recupere y devuelva la ayuda" que ha recibido y recibirá de la UE y del Fondo Monetario Internacional (FMI), señaló Samaras. El líder de Nueva Democracia indicó que expondrá hoy a sus colegas del PPE su postura, mientras que se prevé que sus socios en la formación conservadora intentarán convencerle de la necesidad de que apoye el plan pactado por el Gobierno con sus socios internacionales. Samaras explicó que su partido votaría en contra de las últimas medidas de austeridad del Gobierno, lo que echa abajo las esperanzas de unidad política en Grecia sobre este asunto. El gobierno socialista planea sancionar un paquete de 28.000 millones de euros de recortes en el gasto y de incrementos impositivos la próxima semana para asegurar así el próximo tramo de 12.000 millones de euros del rescate internacional, de un total de 110.000 millones de euros, para evitar la quiebra del país. Los ministros de Finanzas de los socios de la Eurozona de Grecia hicieron un llamamiento el lunes a los partidos políticos griegos para que apoyen el programa de austeridad, al argumentar que "la unidad nacional es un pre-requisito para el éxito". Los sindicatos han convocado dos nuevas jornadas de huelga general en Grecia para el 28 y 29 de junio.