El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y el primer ministro de Italia, Mario Monti, han coincidido en la necesidad de implementar políticas de crecimiento en Europa, durante la conversación telefónica que han mantenido este martes.

Según informa la Casa Blanca, ambos líderes "han hablado de la actual situación económica en Europa y han coincidido en la necesidad de intensificar los esfuerzos para promover el crecimiento y la creación de empleo".

Obama y Monti tendrán ocasión de hablar personalmente en el marco de la reunión del G-8 que se celebrará en la residencia presidencial de Camp David, en Maryland, a finales del mes de mayo.