Al menos una persona ha muerto como consecuencia del terremoto de magnitud 5,8 en la escala de Richter que sacudió este martes el norte de Italia, según informaron los medios y las autoridades del país. Aparte, los medios han informado de varios heridos.

"Hay víctimas, la situación es muy grave, algunas personas están atrapadas entre los escombros", declaró Alberto Silvestri, alcalde de la localidad de San Felice sul Panaro, a la cadena de televisión italiana SkyTG24.

El terremoto se produjo a 40 kilómetros al norte de Bolonia y a 60 kilómetros al este de Parma y el hipocentro se ha localizado a 9,6 kilómetros de profundidad, según el Observatorio Geológico de Estados Unidos (USGS). Los mensajes difundidos por Twitter y otras redes sociales han indicado que el nuevo temblor se ha sentido en todo el norte del país.

El pasado 20 de mayo se produjo otro terremoto con epicentro en la zona de Ferrara, en el centro-norte de Italia, que destruyó edificios en las ciudades de Modena, Ferrara, Mantua y Bolonia. Al menos siete personas murieron y cientos se vieron obligadas a huir de sus casas.