El Ejército ruso desplegará un contingente de soldados en Siria para proteger al personal destacado en la base avanzada que tiene en la ciudad costera de Tartus, según informaron fuentes militares bajo condición de anonimato a la agencia de noticias rusa Interfax.

A tal efecto, el Ejército enviará dos buques de asalto anfibio, el 'Nikolai Filchenkov' y el 'César Kunikov', acompañados por un buque remolcador de rescate SB-15, que serán capaces de transportar un número todavía no especificado de soldados, así como de evacuar materiales desde Tartus, si fuera necesario, según estas fuentes, que no precisaron una fecha concreta para el inicio de la operación.