El secretario de Comercio de EEUU, cargo equivalente al de ministro, presentó ayer su dimisión tras sufrir un ataque de apoplejía hace 10 días. En una carta enviada al presidente Barack Obama, John Bryson afirma que sus problemas de salud "podrían suponer una distracción" en los esfuerzos de la Administración para relanzar la economía.

Bryson solo ha durado en el cargo ocho meses. Poco tiempo incluso para los estándares de un Gobierno que ha sufrido cambios constantes, especialmente en el equipo económico. "Ha luchado incansablemente por los empresarios y trabajadores de nuestro país ayudando a estimular nuestras exportaciones", subraya el presidente de EEUU en la nota de respuesta, distribuida por la Casa Blanca.

Hace unos días, Bryson se vio envuelto en dos accidentes de tráfico cerca de su casa californiana. Golpeó a dos coches, levantando las especulaciones de que podía haber estado bajo los efectos del alcohol o las drogas. Más tarde se concluyó que los choques se debieron probablemente a la apoplejía. La fiscalía estudia presentar cargos.