Al menos dos personas han muerto y más de 70 han resultado heridas --incluidos seis soldados de la OTAN-- a causa de un atentado suicida perpetrado este viernes por los los talibán en la provincia de Wardak, en el este de Afganistán, según han informado fuentes oficiales.

El atentado se produjo en la capital de la provincia, Maidan Shahr, a 35 kilómetros al suroeste de la capital de Afganistán, Kabul. Se desconoce cuál era el objetivo exacto del ataque, que se produjo cerca de la oficina del gobernador provincial.

El autor del atentado hizo detonar los explosivos empaquetados en un camión cisterna a unos 40 metros de un centro de operaciones conjuntas de las fuerzas afganas y de la coalición internacional, según informó a Reuters un alto responsable policial, Ahmad Wali.

Un portavoz de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF), liderada por la OTAN, ha precisado que seis soldados de la misión han sufrido heridas leves, sin dar más detalles. Los talibán han asumido la responsabilidad del atentado mediante un mensaje de texto enviado a los periodistas.

Estados Unidos cuenta con un importante contingente de tropas en Wardak, donde un doble atentado suicida contra una base de la OTAN causó la muerte de ocho civiles y cuatro policías afganos el pasado mes de septiembre.

El año pasado, en Wardak se produjo el ataque más mortífero contra las tropas extranjeras en once años de guerra, cuando los talibán dispararon contra un helicóptero de transporte de tropas y causaron la muerte de 38 soldados, 30 de ellos estadounidenses pertenecientes, en su mayoría, a las fuerzas de operaciones especiales de Mar, Aire y Tierra de la Armada, una unidad de élite conocida como los Navy SEALs.