Leonarda, la menor de origen kosovar deportada por Francia, ha sido agredida junto a su familia, de etnia gitana, este domingo por la tarde en Mitrovica, en el norte de Kosovo. Los atacantes no han sido identificados, según informa France Presse. La misma agencia indica que la madre, Xhemaili Dibrani, de 41 años, permanece hospitalizada por un golpe recibido, mientras que los hijos están siendo protegidos por la Policía en una comisaría. El padre de Leonarda, Resat, se encuentra en el hospital junto a su esposa.

El presidente de la República Francesa, François Hollande, ofreció a la menor regresar a Francia para completar sus estudios, pero advirtiendo de que no permitiría regresar al resto de la familia. Leonarda rechazó la oferta y acusó al presidente francés de "no tener piedad".

El ministro francés del Interior, Manuel Valls, insistió este domingo en que la polémica por la deportación de Leonarda durante una excursión escolar no le va a hacer "cambiar de rumbo", e insistió en que la familia no va a poder volver. La familia reside en la citada población de Mitrovica desde su deportación. La agresión "demuestra que los Dibrani no están seguros aquí", dijo una fuente policial.