Nuevos tentáculos de la masiva red de espionaje de EEUU siguen saliendo a la luz. The Washington Post ha desvelado ahora la existencia de MUSCULAR, un programa de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) y el centro de escuchas británico GCHQ que accede a las conexiones entre centros de datos que Google y Yahoo mantienen fuera de Estados Unidos.

Diferente al conocido programa PRISM, que con orden judicial permite a los servicios de espionaje estadounidenses acceder a los servidores de nueve gigantes informáticos, MUSCULAR operaría sin esos permisos judiciales al actuar en el extranjero, aunque entre los datos interceptados puede haber información de ciudadanos estadounidenses.

Según documentos que ha facilitado a 'The Washington Post' el extécnico de la CIA Edward Snowden, en los 30 días previos al 9 de enero del 2013 se enviaron a las instalaciones de la NSA en Fort Meade, en las afueras de Washington, más de 181 millones de informes, con metadatos pero también con contenidos como textos, audios y vídeos.

Tras conocer las revelaciones del diario de la capital, el director de la NSA, el general Keith Alexander, se ha mostrado escéptico y ha asegurado no tener conocimiento de que la agencia acceda a esos centros de datos. "No está autorizada", ha asegurado. "Que yo sepa, tal actividad nunca se ha producido", ha añadido.