Al menos 48 personas han muerto hasta el momento por los estragos causados por el paso del ciclón 'Ida', ahora degradado a tormenta tropical, por la costa este de Estados Unidos, donde unas 4,5 millones de personas siguen bajo advertencia de inundaciones por las históricas lluvias registradas en Nueva Jersey. El gobernador de Nueva Jersey, Phil Murphy, ha confirmado este viernes que ya son 25 las víctimas que han sido identificadas como fallecidas por los remanentes de 'Ida', informa CNN, mientras que otras seis personas siguen desaparecidas.

Mientras tanto, unas 4,5 millones de personas siguen bajo advertencia de inundación, especialmente en el noreste de Nueva Jersey, donde los ríos están en su capacidad límite. De hecho, está previsto que algunos de los ríos del noreste del estado permanezcan por encima del nivel de inundación durante el fin de semana.

En el estado de Nueva York, otras 17 personas han perdido la vida, de las cuales 13 lo han hecho en la ciudad de Nueva York, y en el de Pensilvania se han notificado cinco víctimas hasta el momento. Maryland y Connecticut han registrado una muerte cada uno.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha aprobado la declaración del estado de emergencia en Nueva York y Nueva Jersey, y ha dado orden para que los responsables locales reciban ayuda federal.

No dejar a nadie atrás

Biden, que ha viajado este viernes a Luisiana, donde tocó tierra por primera vez en Estados Unidos el entonces huracán 'Ida', ha prometido que su Gobierno no dejará atrás "a ninguna comunidad" afectada por el desastre. "Creo que lo que estamos viendo (...) es que no hay nada político en esto. Se trata simplemente de salvar vidas y de volver a poner esto en marcha", ha asegurado el presidente durante una reunión con las autoridades locales.

Biden ha afirmado también que se tendrán en cuenta aspectos medioambientales a la hora de reconstruir las muchas infraestructuras dañadas por el paso del huracán. "No podemos reconstruir carreteras, autopistas, puentes, nada como era antes. Tenemos que reconstruir como es ahora", ha asegurado el mandatario, quien ha asegurado que las compañías energéticas "lo entienden".

Las precipitaciones sin precedentes provocadas por 'Ida', que entró la semana pasada por Luisiana a Estados Unidos, han dejado severas inundaciones en la costa este del país. Las devastadoras consecuencias han llevado a la ciudad de Nueva York a lanzar un programa para lidiar con la lluvia y el clima extremo, después de que el alcalde, Bill De Blasio, explicara que el miércoles se registró "el récord (de precipitaciones) en una sola hora en la historia".