Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Guerra de Ucrania

Alerta europea contra la explotación de refugiados ucranianos

La plataforma Empact se pondrá en marcha para prevenir la trata de mujeres y menores

Una furgoneta procedente de la frontera con Polonia con varias familias de refugiados llega a un municipio de Barcelona y es revisada por agentes de la Policía Nacional.

Los cuerpos policiales españoles compartirán información con las policías del resto de la Unión Europea y de Moldavia sobre vulnerabilidades, delitos y vigilancia del contingente de refugiados de la guerra de Ucrania que ha salido de su país y se esparce por el continente. La finalidad es prevenir la acción de las mafias de trata de mujeres y menores para la explotación sexual, así como las redes de traficantes de mano de obra esclavizada.

Para ello activarán un mecanismo extraordinario de Europol, la red Empact de inteligencia sobre crimen organizado. Sus siglas corresponden a la denominación Plataforma Multidisciplinar Europea contra las Amenazas Delictivas. Su activación supone la movilización de recursos no solo de Europol, también de los agentes de información de Frontex y la escuela de Policía Cepol.

Activar la Empact fue uno de los acuerdos tomados este lunes en la reunión del consejo de ministros del Interior en Bruselas, de la que ha informado este diario. El titular español de Interior, Fernando Grande-Marlaska, defendió en ese foro a necesidad de "luchar de forma coordinada contra todos los fenómenos delictivos que puedan aprovecharse de la crisis ucraniana".

Cumplido el primer mes de guerra, menudean por Europa las alertas por riesgos de comisión de delitos contra los refugiados, entre ellos avisos concretos de intentos de captación -seducidas o a la fuerza- de mujeres ucranianas desplazadas. En la estación de tren de Valencia el fenómeno se hizo patente el pasado 18 de marzo. Dos refugiadas recién llegadas entre un grupo de 90 desplazados fueron abordadas por una mujer que se hacía pasar por voluntaria de la Cruz Roja, y que intentó llevárselas consigo.

Estudio específico

Los 27 países de la UE tratarán de elaborar un protocolo común de inteligencia anticrimen para proteger a los ucranianos, tras haber obtenido además "un compromiso extraordinario de Moldavia" para hacer llegar a los socios de la Unión su información policial sobre el contingente. De un estudio específico sobre los problemas de seguridad de los refugiados ucranianos se desprenderá lo que los agentes de Europol llaman PAO (Plan de Acción Operativo) y también, los próximos días, una instrucción de la Secretaría de Estado de Seguridad a los cuerpos policiales españoles.

En el desarrollo de esa orden se incluirá, a nivel operativo, una vigilancia especial sobre agresores ucranianos que buscan víctimas ucranianas. De hecho, según las fuentes consultadas, los delitos de trata y explotación sobre un determinado colectivo nacional suelen tener como autores a los compatriotas de las víctimas. No obstante, en España -cuarto receptor europeo de emigrantes ucranianos, 125.000, en lo que Grande-Marlaska llama "la primera diáspora" de aquel país- la colonia ucraniana es, de las de Europa del Este, la que menos incidencia delincuencial muestra.

Las unidades antitrata de la Policía y la Guardia Civil ya están desplegadas en pasos fronterizos y nodos de transporte, como adelantó este diario. El año pasado, los especialistas de esos dos cuerpos policiales llevaron a cabo 409 operaciones, con un saldo de 716 detenidos y 738 mujeres liberadas, informan fuentes de Interior.

Interior tiene hilo directo con la viceministra ucraniana Mary Hakovyan, que fue clave en la evacuación de la embajada española en Kiev

decoration

El ministerio español tiene "contacto continuo", dicen las mismas fuentes ministeriales, con la embajada de Ucrania en Madrid para detalles de seguridad, por ejemplo, como la supervisión de la llegada de menores no acompañados. De cada caso se pide validación de la legación diplomática.

Hay además, siempre que es posible, un hilo directo con la viceministra del Interior del gobierno ucraniano, Mary Hakovyan. La número dos del departamento fue una figura clave para que las fuerzas de seguridad ucranianas abrieran un pasillo al convoy que evacuó la embajada de España en Kiev el pasado 24 de febrero, día del inicio de la invasión rusa del país.

Compartir el artículo

stats