Las condiciones meteorológicas comenzarán a mejorar hoy "de forma muy lenta", pero persistirán los vientos fuertes y las nevadas -éstas últimas sobre todo en el tercio norte-, mientras las temperaturas diurnas empezarán a suavizarse y las nocturnas pueden ser más fuertes que las de ayer.

El jefe del área de predicción del Instituto Nacional de Meteorología (INM), Ángel Rivera, matizó que la nieve prevista para hoy "quizá" sea menos intensa que la caída en las últimas veinticuatro horas, e indicó que en los lugares donde el viento no tienda a calmarse, -área mediterránea y noreste peninsular-, las temperaturas seguirán bajas "pero no helará".

Con respecto a los vientos, seguirán hoy soplando fuerte en el nordeste de la península y en el Mediterráneo, de 90 a 100 kilómetros por hora y con rachas de hasta 110 kilómetros por hora.

Para la próxima semana, "la tendencia es que el tiempo se quede un poco más suave, con lluvias por el noreste y norte peninsular", y una cota de nieve que se situará en torno a los 800/1.000 metros.