Más de 2.500 personas, según la Plataforma contra la Guerra de Irak, y 500, según la Policía Local, participaron ayer en la cacerolada en la plaza plaza Mª Agustina de Castellón para protestar contra el conflicto bélico.

Sartenes, cacerolas y pitos ensordecieron a partir de las 20.00 horas las calles adyacentes a la Subdelegación del Gobierno. Una protesta que, según uno de los portavoces de la Plataforma, Francisco Tendero, demuestra, una vez más, que "la sociedad castellonense está en contra de la barbarie que se está cometiendo contra los iraquíes".

"Ante la sordera que están demostrando los dirigentes del Partido Popular, se ha hecho la cacerolada para ver si así se les abren los oídos", explicó Tina Ríos, otra de las portavoces de la Plataforma contra la Guerra, formada por una treintena de asociaciones, ONG, sindicatos y partidos políticos.

Asimismo, Ríos recordó a los parlamentarios del Partido Popular que "por encima de la lealtad al partido está la conciencia personal".

Los cientos de personas que acudieron a la cacerolada rodearon la Subdelegación del Gobierno de Castellón y encendieron velas en señal de duelo por las víctimas de los bombardeos.

"Cada día que pasa se demuestra la falacia con la que se planteó la guerra, porque las únicas armas prohibidas que se están utilizando en el conflicto son las que emplean los americanos, con las bombas de racimo", señaló Tendero.

Por su parte, Ríos se refirió a la "mentira" creada al anunciar el conflicto como una guerra de liberación. "Si un pueblo quiere ser liberado no recibe a los soldados apuntando con las pistolas", se quejó Tendero.

SUPERVIVIENTE

Agustín Martí, de 86 años, fue uno de los castellonenses que acudió ayer a Mª Agustina con cacerola en mano. "Soy un superviviente de la guerra civil española y jamás podré entender que un gobierno justifique una tragedia. Yo estuve tres meses cercado y nadie me puede convencer de que existen guerras justas", aseveró Martí.

Hay que recordar que la Plataforma se reunirá hoy para estudiar cuál es su postura respecto a la convocatoria de huelga del próximo 10 de abril como protesta por la guerra.