TEHERÁN. La ministra de Exteriores lamentó ayer la "tragedia" de la muerte de civiles en Irak, pero consideró que no es "adecuado" definir lo que ocurre como "masacre". Palacio hizo las afirmaciones en Teherán, donde se reunió con el presidente iraní, Mohamed Jatamí, junto al cual aparece en la foto con un pañuelo que le cubre la cabeza. La ministra dijo coincidir con Irán sobre el papel de la ONU tras la guerra.