La presidenta de FAPA, Chelo Perales, reivindicó que la Conselleria contrate a personal "cualificado" que sirva de apoyo a los maestros de Infantil de tres años. Además, opinó que debe cambiar la ley que permite a los centros concertados ofertar hasta 25 plazas por aula en P3. Según la FAPA, ello supone una discriminación pues, si se incorporan alumnos fuera de plazo, es más probable que vayan a la pública, donde hay un tope de 20 por aula, que que se repartan entre pública y concertada.