Importantes responsables del PP provincial ya se han puesto en contacto con miembros del Bloc de Oropesa, según indicó ayer el candidato a la alcaldía de la formación, Josep Lluís Romero. Sin embargo, aseguró que hasta esta noche, no se reunirá la agrupación analizar las posibilidades.

"El PP lo va a tener difícil, porque queremos cambiar el PGOU y la política urbanística", aseguró. En este sentido, se mostró favorable a que esta delegación pasase a manos del Bloc. "Vamos a renovar Oropesa y para ello necesitamos cambiar el urbanismo", aseguró.

Por su parte, el alcaldable popular, Rafael Albert, aseguró que de momento aún están abiertos a todas las posibilidades. Asimismo, el líder de Unió-GIO, Francisco Garrido, desmintió que existiese ningún pacto a tres bandas entre su formación, el Bloc y el PSOE. "Estaríamos dispuestos incluso a ceder Urbanismo, como ya demostramos en el pasado" avanzó.