Un hombre se quedó atrapado ayer por la manaña en el camino rural que cruza el barranco de R tils, en el término municipal de Vila-real, con el vehículo en el que circulaba, una furgoneta Citroen C-15. Finalmente fue rescatado sin mayores daños personales que el susto.

Éste fue el suceso más importante de una jornada de temporal que provocó la caída de cascotes, algunos problemas con el cableado eléctrico y cortes de tráfico. En la ciudad, se tuvieron que señalizar las trapas del alcantarillado que saltaron al no poder absorber todo el agua, lo que dificultó la circulación.

En el término, prácticamente todos los caminos rurales de la zona oeste que cruzan el Riu Sec quedaron cortados y la circulación por el paso a desnivel de la carretera de Burriana fue intermitente.

Además, la Policía Local realizó múltiples salidas por avisos del temporal.