Aunque hay voces que abogan por que Toni Bonet deje el club, el C. D. Castellón es una Sociedad Anónima Deportiva (SAD) y, como tal, debe regirse mediante unos principios empresariales. Dicho de otra forma, que Bonet, poseedor de un 91,2 por ciento, aproximadamente, del paquete accionarial, es el dueño de la entidad, con lo que únicamente podría abandonar el Castellón en el caso de que alguien le comprara los títulos.

Hasta ahora, Bonet no ha recibido ninguna propuesta en firme para que venda el club, a excepción de la que le planteó Paco Roig hace algo más de un año, en una operación relativa a las luchas intestinas que, por entonces, vivía el Valencia.