Caras largas, pocas ganas de hablar, ojos llorosos y cuerpos de mal dormir. Son sólo algunos síntomas del día después de la décima frustración del Club Deportivo Castellón, que volvió a despedirse del sueño del ascenso a Segunda A. Síntomas que reflejaban no sólo futbolistas, cuerpo técnico y personal de la entidad, sino esos miles de aficionados que se sienten hundidos.

Pero el tiempo apremia. Si bien la temporada finalizará, oficialmente, con el nuevo partido contra el Sevilla B de dentro de cinco días, el club mira más allá del domingo. Si ya se planificaba la próxima campaña desde hace ya un tiempo, saber que espera al menos otro año más en este pozo aclara dudas, pero también genera otras muchas nuevas.

Aunque la plantilla cara a la temporada venidera es sólo un boceto, queda claro que la derrota en el Sánchez Pizjuán y, consecuentemente, el adiós a 2ª A por segunda temporada consecutiva, significa un nuevo punto y aparte en la ya larga y aciaga singladura del Castellón en sus 11 campañas en la categoría. Es el final de un ciclo, marcado por el adiós de futbolistas como Juanjo, Palacios, Mora, Xavi Gracia... y hasta tal vez Marcos y Miguel, futbolistas que fueron pilares del equipo del récord. El adiós de Oltra no haría sino poner la rúbrica a tal afirmación.

LA CONFIGURACIÓN De los que ahora acaban contrato, no continuarán Mora (con ofertas de 2ª A), Palacios (se va al Hércules), Juanjo, Besalduch, Xavi Gracia, Ollés y Fuentes, aparte de los cedidos Estévez y Juvenal, que regresan al Betis y Racing de Santander, respectivamente.

Sí han renovado ya Espeleta y Javi Sanchis, éste último gracias a la cláusula que figuraba en su contrato, que le permitía seguir un año más si jugaba más de 45 minuto en 20 o más partidos. También Raúl Jiménez tiene muchos números para no marcharse. Además, han trascendido los fichajes del mediocentro Torrecilla (Novelda) y el interior derecho Héctor (Conquense).

De los que acaban contrato ahora, una duda: Marcos. Hace unos meses, el club le presentó una oferta a la baja que no sedujo al delantero, aunque ambas partes pospusieron las negociaciones para cuando el equipo acabara de competir.

En cuanto a los futbolistas cuya vinculación laboral con el Castellón va más allá de la próxima semana, están: Oliva, Verdú, Miguel, Rodri, Dealbert, Rondo, Castell, Serrano y Eloy. Sin embargo, no todos tienen garantizado vestir la camiseta albinegra a partir del mes de septiembre.

El pobre rendimiento de Serrano, nada acorde con su cachet y su ficha, puede motivar que el club negocie con él la rescisión de su contrato, después de una campaña con más sombras que luces. Mucho más sorprendente sería que uno de los líderes del vestuario y de los que hace piña, Miguel, tampoco siguiera, si bien su temporada ha sido igualmente decepcionante.

DEL FILIAL El descenso del Amateur a Regional Preferente también supone un paso atrás, así como un freno para que los jugadores den el salto al primer equipo. Sin embargo, hay dos que sí lo harán, caso del central y lateral izquierdo Ernesto Diago y el delantero Raúl Muñoz.

De este modo, queda una plantilla de 17 jugadores, contando a los dudosos Miguel, Marcos y Serrano. Quedarían, pues, cinco o seis refuerzos más --uno será necesariamente el tercer portero, que será sub-23 y jugará en el B, como lo ha hecho Óscar--, el tope establecido por el director deportivo, ya que Fernando ha insistido en no realizar más de ocho fichajes.

Pasa a la página siguiente