Los responsables de los establecimientos hoteleros de la costa de la provincia coinciden al señalar la necesidad de elaborar un plan que diagnostique la situación actual de turismo y, a partir de ese enfoque, se establezcan las políticas adecuadas que garanticen el futuro del sector.

En este sentido, el presidente de Agretur, Francisco Bayarri, instó a analizar qué es lo que está pasando puesto que, a su entender, "para solucionar lo que está ocurriendo, hay que actuar sobre bastantes aspectos del sector". De esta forma, se podrá elaborar un plan estratégico para salvar una situación que, según Bayarri, "es mala". Asimismo explicó que, además de la falta de infraestructuras de la provincia, en el sector inciden aspectos como "la mala situación económica de franceses y alemanes, que ha provocado que otras provincias apuesten por el mercado nacional, que es el que cubre Castellón".

Por su parte, otros empresarios de Benic ssim argumentan que hay "una problemática europea y otra nacional", pero, pese a todo, "siguen aumentando las plazas hoteleras en la provincia". Asimismo, remarcaron que es necesaria "una reflexión entre todos y dar un empujón al sector para avanzar". Recordaron que "en otras provincias las cosas se han ido haciendo poco a poco y ahora tiene buenos resultados".

Desde el hotel Peñíscola Palace, su responsable, Antonio Rojas, indica que "la ocupación tiene dos puntos por debajo del año pasado", y plantea la necesidad de incluir oferta complementaria. Rojas ha percibido "una bajada en el turismo inglés, holandés y alemán".