El secretario general del PSPV, Joan Ignasi Pla, vio cómo el 38% de los delegados votaba en contra de su ejecutiva en la última votación del congreso. El líder de los socialistas valencianos que el primer día de sesiones vio respaldado el informe de su gestión por el 98% de los votos y la presentación de su candidatura a seguir dirigiendo el partido por un 82% de los participantes se quedó sólo con el apoyo del 62% de los delegados al X Congreso del PSPV-PSOE a su ejecutiva que será la encargada de dirigir el partido en los próximos años.

Además, Castellón pierde peso en la dirección socialista. Pla redujo únicamente a tres el número de castellonenses en la nueva ejecutiva dejando fuera a Ximo Puig, quien ocupaba el cargo de secretario de Relaciones Institucionales en la anterior ejecutiva, convirtiéndose en una de las sorpresas de la jornada, cuando se dio a conocer el listado de los nuevos miembros.

Todavía en la madrugada del domingo la opción de Ximo Puig estaba asegurada. Joan Ignasi Pla únicamente se decantó por Isabel Escudero, a quien aupó a la vicesecretaría general, (será la número dos del partido), Amparo Marco, que ocupará una secretaria de Industria de nueva creación en el organigrama del partido, y el valldeuxense Vicent Frías, como uno de los secretarios ejecutivos. El nombre de Isabel Escudero como vicesecretaria de los socialistas valencianos fue adelantado por Mediterráneo hace un mes. Sin embargo, ni Enrique Navarro, ni Ignacio Subías, que estaban en la anterior ejecutiva ocupando los cargos de secretario de Ciudades y Municipios y vocal, respectivamente han repetido. En diversos ámbitos del socialismo castellonenses se reflejaba ayer malestar por lo que se consideraba una pérdida de influencia de las comarcas castellonenses en la nueva dirección.

Un dirigente del partido señalaba a este periódico: "Nos han dejado sin representación institucional, ya que ninguno de los tres máximos dirigentes socialistas castellonenses, Puig, Navarro y Subías, figuran en la ejecutiva de Pla".

SIN REPRESENTACIÓN El mismo dirigente abundaba en el tema, calificándolo de grave si se recuerda "que es en la provincia de Castellón donde más se han recortado las diferencias entre el Partido Popular y el PSOE, y no en Alicante y Valencia, donde las distancias entre ambos partidos son más grandes". "En las últimas elecciones generales, la diferencia entre ambos partidos fue de apenas 2.000 votos", reiteró.

CLAUSURA El secretario de Organización del PSOE, José Blanco, fue el encargado de clausurar el cónclave socialista. En su discurso se refirió al presidente de la Diputación Provincial de Castellón, Carlos Fabra. Blanco señaló que "hay que eliminar de la vida pública personajes como Fabra".