L a falta de fondos municipales para invertir en las ciudades y el malestar que ha generado entre los castellonenses ha llevado a los consistorios a activar la imaginación y conseguir dinero a través de varias operaciones donde destacan, fundamentalmente, las urbanísticas. Es el caso de Moncofa, que a pesar de ser una localidad de 5.300 habitantes, equipara su capacidad inversora prevista en 10,2 millones de euros (representa el 62,27 por ciento del presupuesto total) con la de localidades más grandes de la provincia como Castellón --167.000 habitantes--, además de superar a la de Vila-real --40.000 habitantes--, con unas previsiones inversionistas de 10,5 y 3,1 millones de euros respectivamente.

Los desarrollos urbanísticos de los polígonos Belcaire Sur y Belcaire Norte han sido las dos fuentes principales de inversión para las arcas municipales de Monfoca, ya que éstos han aportado 5,2 millones de euros que se reinvertirán en la localidad, según explicó el alcalde de Moncofa, José Vicente Isach. Una cantidad que aumentará en tres millones de euros el próximo año una vez concluya el PAI Bovalar.

Por lo que hace referencia a la deuda, el consistorio de Moncofa también es un buen ejemplo con respecto al resto de la provincia, ya que ésta representa el 1,26 por ciento del presupuesto total, que asciende a 16,3 millones de euros.