El consejo de administración de Aerocas --la empresa pública promotora del aeropuerto de Castellón participada en un 98% por la Generalitat y el resto por la Diputación-- acordó ayer acatar "la orden del Ministerio de Fomento de paralización de las obras del aeropuerto", según afirmó el presidente de la sociedad y de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra. Aerocas ordenará a la empresa Concesiones Aeroportuarias, encargada de su construcción, que cese en sus trabajos, aunque se hará de manera progresiva.

El acta del consejo que se remitió ayer a Fomento faculta al director general de Aerocas, Juan García Salas, para que, de acuerdo con la concesionaria, elabore un plan de suspensión de las obras, que se irá ejecutando en los próximos días. El objetivo es la correcta paralización de los trabajos, garantizando aspectos técnicos, de seguridad, medioambientales y salud de la obra porque "no se puede hacer de hoy para mañana, porque hay taludes, hay que garantizar los puntos de voladura...", según indicó Carlos Fabra.

Así las cosas, ayer por la mañana, mientras Aerocas tomaba esta decisión, se sucedieron diversas voladuras y por la tarde ninguno de los trabajadores consultados a pie de obra conocía todavía la orden de parar.

RECURSO El presidente de Aerocas afirmó ayer que "asumir la orden" del Ministerio de paralizar las obras "no supone que estemos de acuerdo" y, tal como anunció ayer Mediterráneo, Aerocas presentará, a finales del plazo de 30 días fijado por la ley, un recurso de alzada contra el mandato ministerial ante la secretaría general de Transporte. El Ministerio resolverá dicho escrito en el plazo de los siguentes dos meses.

Hay que recordar que la reunión de ayer de Aerocas se convocó de urgencia el viernes pasado tras recibir --como publicó en exclusiva Mediterráneo-- el nuevo dictamen de Aviación Civil de paralizar las obras por falta del proyecto construcivo. La orden rechazaba, además, las alegaciones de la sociedad pública contra la anterior orden de paralización recibida en agosto.

El conseller de Infraestructruas y miembro de Aerocas, José Ramón García Antón, manifestó al acabar la reunión que se han "agilizado las gestiones" para que la paralización sea lo "más breve posible". De hecho, ayer mismo, García Antón contactó con el secretario general de Transporte, quien le transmitió que Fomento dará diligencia a los trámites para que la paralización se levante en breve.

GESTIONES ´IN EXTREMIS´ El Ministerio de Fomento confirmó ayer que ya ha recibido uno de los dos documentos del proyecto constructivo necesarios para reactivar las obras. Se trata, segun indicó el conseller García Antón, de "los datos de la torre de control, que ya está en fase de informe por el Ministerio".

El otro documento requerido es el de las coordenadas de las pistas, que hoy mismo está previsto que se lleve directamente al Ministerio para ganar tiempo.

Si Fomento cumple su compromiso de agilizar la tramitación del proyecto y el estudio de estos documentos, la suspensión podría solventarse antes de un mes, levantar la paralización de las obras y evitar así el recurso de alzada de Aerocas.