Mario Franco tiene 31 años y ya ha dejado redactado su testamento. Su última voluntad se recoge así en un documento con el que este portugués, que lleva más de 15 años viviendo en la provincia de Castellón y que reside en Vila-real, sale cada día "más tranquilo" a la carretera.

Trabaja como transportista para una empresa que distribuye productos químicos y sabe que se juega la vida en el asfalto. Por esto, y por otras razones, ya tiene herederos para sus propiedades: un piso y un coche.

"Es bastante importante hacer testamento, sobre todo en mi caso porque, además, estoy separado, y se lo recomiendo a todas las personas que se han divorciado porque puede solucionar después muchos problemas", explica Mario, que quiere así "asegurar el futuro de mi actual pareja" y dejar zanjadas las relaciones con su exmujer.

Propiedades

"Ahora me he comprado un piso y un vehículo y no quiero que mi ex, añade Mario, que ha sido asesorado por un abogado sobre la idoneidad de esta práctica.

Durante sus rutas entre Bilbao y Castellón pensó en la posibilidad de redactar un testamento para "dejar un seguro a mi actual pareja" y, aunque al principio creyó que era un trámite complicado, asegura que ha sido "la mar de fácil".

"Vale la pena porque le dices al abogado a quién quieres dejar tu herencia y cómo y el reembolso no es muy grande", confiesa Mario que esperaba tener que pagar un precio mayor por realizar este servicio.

Los testamentos, una vez redactados, pasan al Registro General de Actos de Última Voluntad, dependiente del Ministerio de Justicia y con sede en Madrid.

Como Mario, muchos otros castellonenses son conscientes de que una herencia puede generar auténticas dificultades y hasta enfrentamientos entre los herederos. Unos problemas que se hubieran podido evitar con un testamento, cuya redacción debe realizarse con el asesoramiento de un notario y un letrado, para dejar todo en orden, según explican desde la empresa de Servicios Jurídicos Letra 2, que ha realizado un estudio sobre este tema a nivel nacional.

El certificado de Última Voluntad se obtiene, previa presentación de la partida de defunción, para saber la existencia o no de un testamento. En caso afirmativo, el Registro facilita lugar, fecha y nombre del notario ante el que se otorgaron.