Las empresas de la provincia de Castellón ya padecen los efectos del mercado de derecho de emisiones. Según el informe del Renade (Registro Nacional de Emisiones) correspondiente al año 2005, elaborado por el Ministerio de Medio Ambiente, una de cada cuatro empresas radicadas en Castellón y sujetas a la ley 1/2005, por la que se regula el régimen de comercio de derechos de emisión de gases de efecto invernadero, excedieron el límite asignado por el Gobierno, por lo que verán penalizada su actividad en este año 2006.

Estas compañías que han superado el límite tienen dos opciones: reducir sus emisiones hasta el año 2007 --lo que implica una menor actividad industrial-- o comprar derechos en el mercado de emisiones --la tonelada se cotiza a unos 30 euros--, con el coste que implica.

Hay que recordar que España se comprometió, junto a otros países firmantes, a cumplir el Protocolo de Kioto, por el que se propone adoptar una serie de medidas que permitan reducir el nivel de emisiones de gases contaminantes a la atmósfera, además de mejorar la eficiencia en el consumo energético.

44 EN CASTELLÓN El número de instalaciones industriales inscritas en el registro nacional para el periodo 2005-2008 es de 834, de las que 44 están ubicadas en Castellón. Concretamente, las empresas que han excedido los límites fijados por los técnicos del departamento de Cristina Narbona son Azulejera La Plana, de Vila-real (en 1.984 toneladas); Cales de la Plana, de Xilxes (16.465 Tm), Coloronda, de Onda (1.429 Tm), Compacglass, de Onda (5.040 Tm.), Euroatomizado, de Onda (2.058 Tm), Exagres, de Betxí (777 Tm), Ferro Spain, de Nules (820 Tm), la planta eléctrica de fuel-oil de Iberdrola en el Grao (638.191 Tm), Johnson Matthey Ceramics, de Vall d´Alba (1.253 Tm), Kartogroup España, de Burriana (2.090 Tm) y Vitricol, de Onda (141 Tm).

El Ministerio de Medio Ambiente comenzó a aplicar el Protocolo de Kioto el 1 de enero de 2005, tras asignar a los sectores industriales una serie de derechos para emitir gases causantes del efecto invernadero a la atmósfera que se mantendrán vigentes hasta el año 2007. A partir de esta fecha, el Gobierno de Madrid volverá a revisar la asignación de derechos, en función de las previsiones de actividad, que ahora se negocian.

BALANCE POSITIVO Pese a que el 25% de las empresas inscritas en el Protocolo han superado sus derechos de emisión, el balance es positivo en la provincia, ya que los sectores industriales de mayor peso en la economía castellonense, como son el azulejo y las fritas y esmaltes, han quedado en el cómputo global por debajo de la asignación prevista --120.000 Tm y 100.000 Tm menos, respectivamente--.