El director general de Enseñanza, José Vicente Felip, se refirió ayer, en relación con las críticas de los sindicatos sobre la masificación de las aulas de 3 a 5 años, que las ratios que está aplicando la Generalitat --25 alumnos en Infantil y Primaria; 30 en Secundaria y 35 en Bachillerato-- son las que están establecidas por Real Decreto. Agregó que "si hubiera que hacer un incremento de ratios estaría perfectamente amparado dentro de la propia LOE aprobada por el Gobierno socialista", pues el artículo 87 permite aumentar "hasta un 10% en el número de alumnos por aula para atender necesidades inmediatas del alumnado de incorporación tardía".

Además, agregó que para "aumentar la calidad de la enseñanza se han incorporado 175 profesores de Infantil --32 en Castellón--". Preguntado por la capacidad del sistema para recibir al alumnado inmigrante que puede llegar a lo largo del curso, dijo: "Estamos preparados para absorber a todos los alumnos que vengan".

A fin de garantizar la incorporación del profesorado a los centros, el director general de Personal Docente, José Antonio Rovira, dijo que el pasado día 6 se adjudicaron 26 vacantes en Castellón y todas las bajas previstas hasta la fecha. Las nuevas incidencias que aparecieron a partir del 6 se adjudicaron entre el viernes y el lunes.

Por su parte, el STE-PV advirtió ayer de la falta de espacio en casi todos los colegios del Maestrat debido a la ruptura de las ratios. Asimismo, se destacó el problema de las aulas prefabricadas, con nueve unidades en el Foguet de Vinar²s, siete en el Ródenas de Benicarló, dos en Alcossebre y una en Sant Jordi. Por lo que respecta a la inmigración, destaca el Marqués de Benicarló, con un 36% de alumnado extranjero.