Unas 15.000 personas sufren alzhéimer en la provincia, según indicó a Mediterráneo la asociación de familiares que padece esta patología en Castellón. La denominada enfermedad del olvido es un mal neurodegenerativo que afecta a las personas mayores de 65 años, en la mayoría de ocasiones --se está detectando en gente cada vez más joven--, y les obliga a depender de por vida de sus parientes, quienes también se ven afectados.

Hoy, día mundial del alzhéimer, diagnosticado por primera vez hace ahora 100 años, los afectados recordarán los derechos de los enfermos por la demencia senil degenerativa más frecuente en el mundo, que "tiene una incidencia en Castellón de 600 nuevos casos en el último año", indicaba a Mediterráneo Mª Dolores Martínez Lozano, responsable de la Unidad de Memoria y Demencia del Hospital de la Magdalena.

El envejecimiento de la población es el principal responsable de que las cifras de afectados adquieran una dimensión mayor, debido a que "el riesgo de tener esta enfermedad con más de 65 años es de entre el 5 y 10%, pero cuando se alcanzan los 80 años el incremento es de más de un 40% ", indicaba esta especialista.

NUEVOS TRATAMIENTOS En los últimos años se ha avanzado mucho en el conocimiento de la enfermedad, pero aún no existe tratamiento curativo. "Lo esperanzador es que hay en marcha nuevos estudios de fármacos dirigidos a evitar la evolución de la enfermedad y que se dañen más las neuronas. Son productos que se están ensayando y que probablemente llegarán a España en el año 2010", explicaba la doctora Martínez Lozano.

Asimismo, la neuróloga aseveraba que "cada vez la gente conoce mejor la enfermedad y esto ha supuesto que haya diagnósticos más precoces".

Por su parte el neurólogo del Hospital General, Carlos Vilar aseguraba que "cuanto antes se detecte la dolencia más efectivo será el tratamiento. Lo importante es retrasar su progreso".

Por otro lado, la futura ley de dependencia supondrá un avance respecto a la calidad de vida de los enfermos "ya que se prevén ayudas económicas y la construcción de centros para los afectados, entre otros, el de la Gran Vía", señalaba Emilio Marmaneu, presidente de la Confederación de Familiares de Enfermos de Alzheimer. Añadió: "Pediremos a las autoridades un diagnóstico superprecoz".