Los alcaldes de Castellón, Alberto Fabra, y Tarragona, Joan Miquel Nadal, acordaron el pasado día 20 reclamar al Ministerio de Fomento que el AVE de Madrid a la Comunitat Valenciana con ramal hasta Castellón llegue en el 2010 y que se dote al corredor mediterráneo de alta velocidad con plataforma de ancho europeo. Ambos coincidieron en la importancia de este eje, que traslada 2,7 millones de viajeros al año, más que el que discurre por Zaragoza.

Por otra parte, el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, y representantes del mundo empresarial valenciano acordaron el pasado lunes iniciar el próximo mes de noviembre un trayecto ferroviario por Alicante, Castellón, Valencia y Madrid para trasladar a la opinión pública la importancia de que se ejecute el corredor mediterráneo. La comitiva viajará después hasta Bruselas para transmitir a la UE la necesidad de que se apueste por este eje litoral.