Los vecinos de Figueroles están en alerta desde que el miércoles las llamas llegaron a su término municipal alrededor de las 17.00 horas desde la zona conocida como les Traguantes, donde calcinó la roca Naram y afectó de forma muy importante a las partidas de les Cubielles, el Vinyé y el Maset.

Las llamas, que la noche del miércoles arrasaron grandes superficies de matorral y han obligado a desalogar varias masías, tampoco se han apiadiado del barrac de les Olles. Este era un lugar virgen de alto valor medioambiental donde, además, se conservaba la histórica construcción de piedra del Cocó, que antaño se utilizaba para almacenar agua que forma parte de una ruta etnográfica y que "ahora será la ruta de las cenizas", lamentó el alcalde, Luis Gregori.

Esta zona para excursiones de senderismo iba a acoger la tercera edición de la Cursa Ibérica en septiembre.

Frente a la devastación del fuego, todos los vecinos se han volcado en las labores de extición. De hecho, el alcalde de la localidad, Luis Gregori, lleva dos días informando a los bomberos sobre los mejores accesos y de la localización de los masets que están habitadas.