El vicepresidente primero del Consell, Vicente Rambla, afirmó ayer que los presupuestos para 2009 "no recogen la financiación autonómica". Según señaló, "había un compromiso del presidente del Gobierno de empezar a hablar de este tema y resolverlo de manera inmediata", pero esto "no se hará para el próximo año 2009 porque no lo recogen los presupuestos", manifestó.

El vicepresidente del Consell destacó que en el Ejecutivo autonómico "no somos optimistas con este presupuesto", porque "ha empezado recortando los compromisos que tenían destino social, como los anticipos de tesorería para financiar la sanidad por parte del Gobierno de España", indicó. Rambla incidió en que este "recorte" supone "343 millones de euros menos para la Comunitat y para la sanidad valenciana", lo que, a su parecer, significa un "mal presagio de los presupuestos".

El vicepresidente primero explicó que en los presupuestos "destaca el déficit y el esfuerzo en prestaciones por desempleo", que, en su opinión, indica "el conocimiento del Gobierno de lo que cree que se va a avecinar con sus políticas de gran incremento del desempleo". Rambla criticó la "imagen idílica de un Santa Claus", en la figura del presidente del Gobierno, "donde todo llega a la Comunitat en cantidades", cuando, según el vicepresidente del Consell, "los valencianos son plenamente conscientes del olvido que ha tenido el Gobierno con la Comunitat".

"Es más que evidente que los años de Rodríguez Zapatero no se han caracterizado por la sensibilidad con la Comunitat y por haber puesto en marcha iniciativas de progreso y de prosperidad para la Comunitat", destacó Rambla, quien ha añadió que es "momento de seguir haciendo esfuerzos en materia de inversión". Rambla advirtió además de que "seguiremos muy de cerca el contenido de los presupuestos", e indicó que "con toda lealtad y honestidad los pondremos encima de la mesa" para mostrar "las demandas de la Comunitat".