El transporte de mercancías mediante la línea marítima de Short Sea Shipping que une los puertos de Castellón y Marina di Carrara, en Italia, es más barata y reduce la duración del viaje si este se realiza por carretera. De este modo lo afirmó ayer el director general de la asociación de promoción de transporte marítimo de corto recorrido SPC Spain, José Francisco Vidal.

Vidal especificó que los costes pasan de 1,1 euros por kilómetro en el transporte por carretera a 0,9 para el marítimo. Además, explicitó que la línea que en la actualidad explota Boluda Cargo International y Logitec Lines cubre el trayecto "en 32 horas", mientras por carretera la duración del viaje "es de 49". Otra de las ventajas que explicó Vidal es que la línea permite el transporte de mercancías en fin de semana, algo que no ocurre por carretera en Francia e Italia.

El experto marítimo apuntó que las principales empresas que usan este medio de transporte (por el que se cargan directamente remolques de camiones en las bodegas de los barcos) son básicamente cerámicas, "pero no solo". En este sentido, indicó que, en el "proceso de maduración de esta línea, los transportistas se tienen que concienciar de que no va en contra suyo, sino que les ayuda".

Vidal dijo que en Europa hay actualmente 12 líneas de este tipo y señaló que estas son rentables para viajes de más de 1.200 kilómetros por carretera y de entre 300 y 400 millas náuticas.