Siete castellonenses volaron desde Cancún a Madrid en el mismo vuelo que el primer caso infectado con la nueva gripe AH1N1 confirmado de España y de Europa, el universitario ingresado en Almansa, y del joven valenciano ingresado en La Fe, primer caso de la Comunitat, donde, hasta ayer, había ya 12 casos sospechosos de sufrir la enfermedad y 44 en investigación --38 en La Fe y 6 en el hospital San Juan de Alicante--. Se trata de una pareja de recién casados, de Castellón, y de cinco estudiantes, que volvieron en el mismo autobús de regreso a Castellón.

La pareja, de 32 y 31 años años, y que prefiere permanecer en el anonimato, volvía el día 21 de abril de su viaje de novios a la Riviera Maya. Habían pasado unos días en playa del Carmen, al sur de Cancún, en pleno oasis vacacional mexicano. Y en el vuelo de regreso, coincidieron con un amplio grupo de estudiantes valencianos que volvían también a casa después de sus vacaciones de final de carrera. Cinco de las chicas comentaron que estudiaban en la UJI, narra el castellonense. Ya en Madrid, cogieron un autobús hasta la Plana, en una caravana que se bifurcó conforme llegaban a algunas capitales, como Albacete, entre otras muchas paradas.

Ellos son lo que los médicos definen como caso contacto. Se da en aquellas personas que han tenido una relación continuada con un infectado en un ambiente cerrado. Y esta circunstancias se produce en un viaje transoceánico por las condiciones de presurización que se dan en el interior de un avión, según fuentes del Colegio de Médicos. Por esta razón, la Conselleria de Sanidad decidió administrar antivirales a los 180 pasajeros localizados que iban en el vuelo del virus, entre ellos a la tripulación. El antiviral, Tramiflur solo se puede distribuir en mano y previa receta. Pero, al parecer, no se lo dieron a todos los pasajeros.

El recién casado explicaba ayer que, ocho días después de haber regresado de Cancún, "nadie se había puesto en contacto" con él, ni con su mujer, ni con la agencia que les gestionó el viaje. "No presentamos los síntomas, pero eso no tiene nada que ver, porque su obligación es administrar la dosis preventiva a todos. Cuando volvimos, el miércoles, no se conocía la situación de la gripe, que se extendió el domingo, pero nosotros no pasamos ningún tipo de control extraordinario en el aeropuerto, ni después. Hasta cinco llamadas, el lunes a primera hora, a Valencia y a Madrid, me costó --continuaba el joven, con una hija de siete años-- que me atendiera alguien para saber qué debía hacer. Y hasta hoy --ayer para el lector-- no me han dado el antiviral".

El joven denunciaba ayer que ha estado ocho días "pudiendo transmitir" a vecinos, compañeros de oficina, y sobre todo, a su hija, el virus de una nueva gripe cuyos efectos se desconocen.

MÉDICOS PREPARADOS El doctor de Atención Primaria José María Breva explicó ayer que "si no presentó una sintomatología gripal, con fiebre alta, cefalea o dolor articular, quiere decir que no manifestó la enfermedad, que, inicialmente tiene un periodo de incubación corto, y no pasa nada, pero se entiende que le asalte la duda". Lo primero que hubiera tenido que hacer es "acudir --dice-- a su médico de cabecera, que hubiera activado el plan indicado desde la Conselleria y resuelto cualquier duda". Actualmente, el sistema sanitario en Castellón está preparado y en alerta, aunque, según el presidente del Colegio Provincial de Médicos, José Antonio Herranz, "no se conoce ningún caso de contagio en Castellón".