La cultura de la comida ecológica está introduciéndose paulatinamente en España, aunque en otros países europeos como Alemania y Holanda ya es toda una filosofía de vida. Por ello no es de extrañar que la mayor parte de la producción se exporte a estas naciones, donde existe una gran demanda de los productos ecológicos españoles.

Según los datos del informe anual que publica el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, sobre la agricultura ecológica en España, aproximadamente el 80% de la producción española de este sector se exporta, sobre todo en Europa, donde llegan los productos frescos a los consumidores.

Los productores consultados por este rotativo coinciden en que el mercado europeo "consume cosecha española dada la gran demanda". Así, el ganadero y cerealista Miguel Tudón explica que "la costumbre de comer sano está extendida en estos países a los que aprovisionamos, pero este hábito se está contagiando en España".

Por otro lado, los adeptos a este tipo de comida en Castellón pueden encontrarla en grandes superficies o en tiendas especializadas, como la conocida El Lledoner. No obstante, tal y como señala el técnico de agricultura ecológica de la Unió de Llauradors, Ricardo Ballester, "una de las vías más utilizadas para comprar es internet, donde se ha creado una gran red sobre esta materia".