El puente de Todos los Santos traerá consigo un incremento del tráfico de automóviles a su paso por las carreteras y un aumento de la oferta de trenes que tienen parada en Castellón.

Así, Renfe ampliará en 4.000 los asientos en los trenes del corredor mediterráneo hasta el 2 de noviembre con motivo del puente de Todos los Santos, lo que implica duplicar la capacidad en 20 Alaris, Euromed y Talgo. Así lo indicaron desde la compañía.

Buena parte de los desplazamientos, no obstante, se harán en vehículo particular. De hecho, Tráfico prevé que se efectúen 405.000 movimientos y señala como conflictivos los tramos de la nacional 340 a su paso por la provincia. Para evitarlos recomienda tomar itinerarios alternativos.

Para evitar el tramo de la 340 entre Castellón y Benicàssim aconseja usar la autovía A-7 y la CV-10. Para no atravesar las travesías de Vinaròs y Benicarló recomiendan tomar la AP-7 y la N-232. El operativo especial se mantendrá hasta el lunes, siendo de 8.00 a 14.00 y de 16.00 a 21.00 la de más tránsito ese día. H