Castellón Tras la jura de cargos, votación y la investidura, el conjunto de la corporación provincial se hizo una foto de familia que está llamada a pasar a la posteridad, puesto que es la primera en muchos años en la que Carlos Fabra no lleva la vara de mando. Asimismo, la imagen es el fiel reflejo de la rotunda victoria que el PP cosechó en los pasados comicios del 22 de mayo. Los populares tendrán en este mandato 18 diputados, un récord histórico, mientras que el PSPV-PSOE estará representado por 8 diputados, y el Bloc repetirá con un escaño en el pleno provincial.