La delegada del Gobierno en la Comunitat, Paula Sánchez de León, declaró que, con el veredicto absolutorio a Francisco Camps, “se ha hecho justicia” y “se ha puesto fin a tres años de persecución, de infamias, de juicios paralelos y de vulneración” de principios básicos constitucionales. Sánchez de León se mostró “muy contenta” por el veredicto y indicó que se ha puesto fin a tres años “de persecución, de infamias, de juicios paralelos y de vulneración de principios básicos constitucionales, como la presunción de inocencia”.