Los empresarios destacan que, a pesar de la crisis, hay aspectos de la economía que funcionan, por lo que se debe ser optimista en cuanto a la recuperación. Así se constató en la gala anual de premios de la patronal provincial CEC, que ayer reconoció la labor de 20 firmas provinciales, además de sus menciones especiales. Su presidente, José Roca, alabó las palabras de esperanza de Jesús Ger, presidente de Marina d’Or, y del consejero delegado de UBE Corporation Europe, Ricardo López Soria, porque “hace falta estímulo en estos momentos y generar confianza”. Y su homólogo en la patronal autonómica Cierval, José Vicente González, también resaltó que hay “muchas empresas que están haciendo las cosas bien en la Comunitat”.

Esta llamada al optimismo fue lo más destacado de una gala que lideró el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra. Él también destacó aspectos positivos --“hay signos de presente para un futuro mejor”, dijo-- y destacó el buen funcionamiento de la provincia en cuanto a exportaciones --aumento del 5,7% de enero a abril, con 325 millones de superávit, “el 70% de la Comunitat”, señaló-- y en la creación de empresas: 356 en estos cuatro meses, “el 5,7% del total de la nación”.

incentivos // Para aprovechar este espíritu emprendedor que caracteriza a la provincia, la Administración debe ser “un instrumento que lo fomente”, porque las empresas son las que deben crear empleo, reiteró. Y para ello la Generalitat ha puesto en marcha un plan de incentivos “de más de 154 millones de euros, pero que no es un cheque en blanco”, sino que debe servir como efecto multiplicador en tecnología, innovación, internacionalización y creación de empleo, dijo.

En esta apuesta conjunta para superar la crisis (Fabra coincidió con Roca, quien dijo que es “una tarea colectiva: de empresarios, sindicatos, Gobierno y oposición”), el presidente de la CEC reclamó medidas que incentiven la ayuda a firmas y familias “y generen confianza”, y no actuar solo ajustando los gastos. Roca también fue contundente al pedir que tanto PP como PSPV deben ser inflexibles a la hora de exigir al Gobierno central la financiación justa para la Comunitat.

Tras coincidir con el líder de la CEC, González quiso destacar las características de las empresas que están funcionando: apuestan por la innovación; por la internacionalización (que significa “vivir donde estás”, no solo exportar); dedican tiempo y dinero a la formación de trabajadores y directivos; y tienen un tamaño adecuado al mercado. Así se refirió a las firmas azulejeras y manifestó que “deben ganar tamaño”.

En este punto exigió la colaboración de la Administración mediante incentivos fiscales. Pidió esta ayuda y el compromiso de las empresas para que mejorar el flujo de conocimiento desde la universidad a las firmas, porque “somos líderes en publicaciones científicas, pero estamos a la cola en número de patentes”, dijo.

Entre las reivindicaciones hubo lugar para las infraestructuras --el tercer carril es una “solución provisional pero necesitamos fechas para el Corredor y el AVE”, así como para los accesos al puerto y las carreteras, dijo Roca-- y el trasvase “de las aguas excedentarias del Ebro”, concretó Roca. H