Fuego purificador. Solsticio de verano. Sant Joan llega puntual a su cita con el calendario en la noche más corta del año y que abre un ciclo estival repleto de celebraciones con espacios para el ocio y la diversión. De esta forma, las hogueras se adueñarán de las playas de los municipios del litoral como base fundamental de un programa de actos en los que no faltarán los espectáculos pirotécnicos y los rituales mistéricos propios de una noche de magia.

En Castellón capital, un año más, el epicentro será la playa del Gurugú, con una previsión de asistencia que superará con creces las 40.000 personas, como se encarga de recalcar Joan Josep Trilles, portavoz de la Federació de Colles, entidad organizadora de los festejos. “El hecho de que la fiesta sea en sábado aumentará considerablemente el número de asistentes”, concreta.

Así, la programación se iniciará a las 20.30 horas con el tradicional concurso de coques de Sant Joan, para dar paso a la cena de hermandad a lo largo de la avenida Ferrandis Salvador, junto a la playa del Gurugú. A las 23.00 horas será el encendido de la hoguera para la cual el Ayuntamiento repartirá leña gratis a los vecinos que lo deseen. A continuación tendrá lugar la tradicional verbena popular y el primer baño de la temporada como mandan los cánones ancestrales de una tradición de origen remoto.

LA ‘ROJA’ // Como ya adelantó Mediterráneo en su edición del jueves, la coincidencia de las celebraciones de Sant Joan con el partido de la selección española de fútbol contra Francia, modificará algunos de los hábitos en esta fiesta, “ya que la llegada a la playa del Gurugú se realizará de forma más escalonada; habrá una primera avalancha de asistentes antes de que comience el partido y una segunda después del fútbol”, como pronosticó el propio Joan Josep Trilles.

Por otra parte, el Ayuntamiento de Castellón ha establecido un amplio dispositivo de seguridad con la presencia de un centenar de efectivos de la Policía Local, Cuerpo Nacional de Policía, bomberos y Protección Civil para garantizar que la fiesta transcurra con absoluta normalidad y no se produzcan incidentes. H