Castellón arrancó ayer el periodo oficial de las rebajas de verano, que concluirá el 1 de septiembre, con un sector comercial que espera vender “entre un 2 y un 3% más” que en la campaña estival del 2011, en la línea de las previsiones de la Confederación Nacional de Comercio. Los motivos, principalmente, la fuerte retracción del consumo que se arrastra en un año “flojo”, ya desde las últimas rebajas, las de invierno, del pasado enero.

Compras de rebajas a rebajas, nuevo hábito intrínseco a la crisis. Así lo resaltaron asociaciones provinciales de comerciantes en una jornada de “desconcierto” para algunos consumidores, pues aunque el 90% de establecimientos ya están con descuentos, tanto en el centro de la capital como en complejos como Salera, hay franquicias que esperarán a principios de julio para iniciarlos, aunque promociones no faltan.

El presidente de la Confederación de la Pequeña y Mediana Empresa de Castellón (Pymec), Federico Lozano, subrayó que “va a haber unas rebajas muy agresivas, pues ya de partida hay productos rebajados desde el 30 al 70% de su precio habitual”.

SIN CRÉDITO // Para Lozano, también es clave aprovechar “el domingo, 1 de julio, aperturable y de rebajas” y consideró clave la campaña para acabar el estoc y lograr una liquidez que no se logra con el crédito, que “ni está ni se le espera, lamentablemente”.

Por su parte, el presidente de Centre Ciutat Castelló, José Luis Verchili, manifestó que “muchos asocian aún las rebajas al 1 de julio y no está todo al cien por cien. Cara a otra temporada deberíamos hacer alguna campaña de publicidad. La semana próxima que se cobrará, y en general los primeros 15 días van a ser mejores para que el cliente consuma más”. Y recordó que “aunque desde Semana Santa hay todo tipo de promociones y descuentos, por la necesidad de vender, porque se estaba consumiendo menos”. En su opinión, además de la fuerte parálisis de estos meses del 2012, también será otro factor la climatología, “con una temperatura acorde a la estación y propicia para renovar el vestuario”.

También desde la Confederación Valenciana de Comercio (Covaco) apuntaron a este rotativo que “a dar salida al producto de temporada y a conseguir liquidez para la siguiente, se suma ahora el objetivo de cerrar la campaña en positivo, pues las ventas en estos últimos meses han estado marcados por una fortísima retención del consumo. Por tanto, las expectativas para rebajas son buenas, al reactivar el consumo con sus atractivos precios”. En cuanto al arranque, apuntaron que “algunos ya las han puesto este lunes para atraer clientes y otros esperarán entre el 30 de junio y el 2 de julio”. Y agregaron que otra tendencia ha sido la de “prerrebajas, con descuentos especiales para clientes VIP, que se comunican vía mail, SMS o redes sociales, y que tienen lugar a lo largo de esta semana”. H