Los responsables de Gesnaer no escondieron ayer su malestar por la “sorprendente” decisión que les aparta de la gestión del aeropuerto “pese a que tenemos 95 puntos en la valoración frente a los 76” de Lavalin. El gerente del grupo en el que se encuentra Marina d’Or, Juan Manuel Pérez, explicó a Mediterráneo que la única información que les han facilitado es que no cumplen uno de los puntos del pliego de condiciones, “pero no tenemos ni idea de cuál puede ser. Nos han dicho que los servicios jurídicos de Aerocas se pondrán en contacto con nosotros y nos explicarán las razones, pero nada más”.

Por ello, Gesnaer recurrirá la decisión adaptada --“en cuanto nos informe de forma oficial esta decisión”-- y podría incluso presentar una demanda “en caso de que Aerocas no nos atienda como consideremos que debemos ser escuchados”. “No queremos ahora ningún premio de consolación”, añadió.

Pérez insistió que la empresa que representa está “mejor valorada” en las tres partes que se estaban analizando: la técnica, la administrativa y la financiera. “No sé dónde está el supuesto incumplimiento. Nuestra oferta incluye una reclamación a la Generalitat de un millón y medio de euros por debajo que la de Lavelin (24,5 millones versus 23) y por el canon del pasajero 1.800.000 ellos dan un euro y nosotros un euro y medio”. H