Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

LOTERÍA DE NAVIDAD 2021

Loteros de Castellón bajan la persiana y afectan al cobro de premios

Más del 50% de administraciones echan el cierre durante la jornada del sorteo para reivindicar una revisión de las comisiones por la venta de boletos

La administración 14 de la capital, cerrada y con los carteles de la convocatoria.

Las administraciones de la provincia de Castellón cumplieron la advertencia y muchas bajaron la persiana este miércoles en señal de protesta para reivindicar una revisión de las comisiones que perciben por la venta de boletos. 

Un escenario inédito que, además de empañar el carácter entrañable del sorteo, provocó una consecuencia directa para los vecinos de la provincia, pues muchos municipios quedaron por la tarde sin posibilidad de cobrar sus premios al encontrarse las administraciones completamente cerradas.

Es el caso de Morella, Benicàssim, algunos despachos de la capital de la Plana o Vinaròs. El seguimiento, que fue desigual en el territorio, se situó en alrededor del 50%, según concretó a este diario el portavoz en la Comunitat Valenciana de la plataforma Loteros en la Lucha, José Carlos Escrig, quien mostró su satisfacción por la visibilidad que se le ha dado a esta problemática que arrastra el sector desde hace 17 años: «Nos hubiera gustado llegar a más, pero es un importante paso más para presionar y que cambien las comisiones», declaró sobre el cierre.

Al tratarse de una decisión particular de cada propietario hubo diferencias incluso en el modo que se secundó la protesta. En Nules, el propietario de la administración número 1, detalló que se sumó a bajar la persiana por la mañana, aunque abrió durante la tarde para atender e informar a sus clientes sobre dudas o preguntas relacionadas con el sorteo de Navidad. Además, hizo hincapié en «la necesidad de visibilizar una problemática que la mayor parte de la gente desconoce». 

Concentración

A nivel nacional, el acto central de la protesta fue la concentración frente al Teatro Real de Madrid, lugar que acogió el sorteo navideño. Allí, el portavoz de la plataforma a nivel nacional, Joaquín Monroy, declaró, en línea con las opiniones de los loteros de Castellón recogidas por este diario, que «vivimos una situación económica muy precaria y muchos de nuestros negocios están a punto de cerrar».

En cifras, los propietarios de los puntos de venta reciben 80 céntimos de cada décimo de Lotería de Navidad vendido y cinco céntimos por cada apuesta de Primitiva o Euromillones. 

Informa M. Mira

Compartir el artículo

stats