Suscríbete El Periódico Mediterráneo

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

ANÓNIMOS

Marcos, policía local de Castelló: «Las incidencias más habituales en Magdalena son por coches mal estacionados»

"Vamos a poner todo nuestro esfuerzo para que la fiesta salga adelante de la mejor manera posible», señala el agente. La climatología está obligando a reorganizar las operativas para cada acto, "con pocas horas de margen"

Marcos, policía local: «Las incidencias más habituales en Magdalena son por coches mal estacionados»

Marcos, policía local: «Las incidencias más habituales en Magdalena son por coches mal estacionados» Erik Pradas

Para ver este vídeo suscríbete a El Periódico Mediterráneo o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Marcos, policía local: «Las incidencias más habituales en Magdalena son por coches mal estacionados» Noelia Martínez

Marcos Llavata, oficial de la sección de Tráfico de la Policía Local de Castellón, lleva seis como agente y va a cumplir cuatro trabajando en la capital de la Plana. «Esta va a ser mi segunda Magdalena por las dos suspensiones que ha habido previamente, de por medio, a consecuencia de la pandemia», asevera. Le pillamos de patrulla en plenas fiestas, donde apenas tiene un segundo de descanso. «Viví una primera Magdalena en la sección que se encarga de atender las incidencias de seguridad ciudadana y, actualmente, hace un mes que me han nombrado oficial de la sección de Tráfico», cuenta el policía.

Las soluciones para la movilidad, en el ojo del huracán en fiestas

¿Cómo es su día a día en esta atípica Magdalena del 2022? «Me dedico a coordinar el servicio de los agentes de movilidad y a los motoristas para solventar las incidencias que van saliendo en cuestiones de tráfico en torno a las fiestas y lo que no son fiestas», comenta. ¿Algún hecho curioso a destacar en el ecuador de las celebraciones? «Básicamente, las anécdotas de estas jornadas están relacionadas con la climatología, que está condicionando los actos». También admite un poco la improvisación, «dado que tienes que estar pendiente de si un acto se suspende o no, si tienes que despejar una zona o al final no hace falta, si los carros necesitan ir a un sitio o al final el evento se anula y ya no lo necesitan», refleja. «La lluvia ha condicionado los desfiles también. Por ejemplo, a mí particularmente, me tocó estar en el de Gaiatas que lo abrí yo. Empezó en seco y acabó en mojado, con lluvia», reseña. 

Avisos de las collas por vehículos que molestan

Aunque ha llovido en cantidad no se ha llegado al punto de entrada de agua en locales de las collas festivas. Pero, ¿han llegado partes por ruidos, peleas u objetos perdidos? «Pues los requerimientos más habituales durante la Magdalena en relación a las collas son avisos por vehículos que molestan porque están en las plazas de ocupación de vía pública que tienen autorizadas las collas. O bien de particulares que se quejan por ocupaciones de vados», explica. 

Los cortes de calles limitan las plazas para aparcar

«Como está más limitado el número de plazas de estacionamiento por todos los cortes de calle que hay, es ahora, durante las celebraciones, cuando más se dan situaciones de este tipo. Las carpas montadas y los desfiles hacen más difícil el tráfico y aparcar. A nivel de coches, de volumen, se da el mismo ya que en otras ediciones, pese al tiempo». Justo este les hace estar pendientes «día a día, o con dos o tres horas de margen» de la demanda policial para los eventos de la jornada. La plantilla se refuerza con personal de la bolsa de horas extraordinarias y, aún así, «solo te da para trabajar, descansar y poco más. No soy de colla; el tiempo libre lo dedico a descansar», afirma Marcos. Pese al clima tan cambiante e inestable, afirma, desde la Policía Local «vamos a poner todo nuestro esfuerzo para que la fiesta salga adelante de la mejor manera posible». 

Compartir el artículo

stats