Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Debuta el jueves como matador de toros en esta plaza

Ginés Marín se presenta en Castellón: «El toreo te da lo que te mereces»

Es uno de los grandes triunfadores de Las Ventas, donde abrió la puerta grande

Ginés Marín. Pablo Cobos Teran

Este jueves se presenta como matador de toros en Castellón el torero extremeño, aunque nacido en Jerez, Ginés Marín. Y lo hace por méritos propios. De justicia, tras su temporada 2021 de gran compromiso que culminó de la mejor forma posible, abriendo la puerta grande de Las Ventas.

El runrún de los aficionados sobre el excelente momento de Ginés se palpaba en el ambiente, pero era necesaria esa prueba para acabar claudicando ante este torero joven y fresco que tiene un objetivo muy claro: ser figura del toreo. Y llegó Madrid. Un 12 de octubre junto a Morante y López Simón. La tarde le tenía reservado un extraordinario sexto de Alcurrucén, “Secretario” de nombre, con el que formó el binomio perfecto para escribir uno de los capítulos más emocionantes del curso anterior. La salida a hombros y la cotización en bolsa por las nubes. 

Castellón, que tiene memoria y justicia --en otras plazas no ha sido así--, le ha dado valor a ese triunfo de Madrid, como tiene que ser, como siempre ha sido. «Dentro de lo duro que es, el toreo al final te acaba dando lo que mereces», asegura Ginés Marín. «Aunque esto no es nada fácil y en ocasiones es ingrato, está claro que cuando das en la plaza la dimensión que debes dar acaban respondiendo en los despachos. Al menos así me lo tomo yo, esa es mi filosofía, quiero ser realista y no echar balones fuera. Cuando las cosas no salen acepto que la culpa es más mía que de nadie más». 

Ginés Marín, que es de la misma promoción que Varea, con quien tanto rivalizó, va camino de consolidar su estatus entre los de arriba. «Estoy más templado y mi toreo va cogiendo más poso», expone el torero. La afición tiene ganas de verlo. El jueves es su debut ante Castellón. 

Los protagonistas - Por José Ignacio Galcerá

El Fandi - David Fandila es un veterano que no pasa de moda. Su presencia en Castellón ha sido habitual a lo largo de su trayectoria, no en vano, es uno de los toreros que cuenta con muchos partidarios en esta tierra fruto de su manera de entender el toreo desde la entrega más absoluta en los tres tercios. La variedad y el buen manejo del capote, la espectacularidad en banderillas y su toreo alegre, tienen gran conexión con los tendidos. 

Daniel Luque - Aunque suene a tópico, en su caso es cierto: está en el mejor momento de su carrera. Tras pasar varias temporadas en el más absoluto ostracismo, el sevillano ha sabido agarrarse al segundo tren de su carrera y se ha subido a él con todo hasta convertirse en uno de los toreros más interesantes y completos de la actualidad. Tampoco ha sido una sorpresa porque se veía venir. Torero hecho y de una gran regularidad. Está en su momento. 

Ginés Marín - Ausente en las ferias de Olivenza y Valencia, se entiende pues que querrá demostrar que las decisiones que se han tomado en los despachos y que le han dejado fuera de las primeras ferias del año han sido una equivocación. Y de las grandes. Llega con el aval de ser el autor de una de las cumbres de 2021 en la pasada Feria de Otoño de Madrid, donde salió por la puerta grande, y de un invierno al lado del maestro Curro Vázquez, un tándem la mar de ilusionante, cuyos frutos comienzan a verse.

La divisa del día - Calidad y garantía domecq en el corazón del Campo Charro

Su presencia en la Feria de la Magdalena se ha convertido en un clásico. No en vano, se trata de un toro que gusta mucho a los toreros, tanto que las figuras del momento no han dudado en apostar por esta ganadería en plazas de la relevancia de Sevilla, donde en 2016 lidió una gran corrida de toros con dos astados -con el hierro de Olga Jiménez-- que colaboraron en el triunfo de Sebastián Castella o José Maria Manzanares. También Morante de la Puebla la ha estoqueado en la Real Maestranza en los últimos tiempos. 

En las fincas Zarzosillo de Arriba, en El Cabaco y El Pocito, y en Matilla de los Caños del Río, de la provincia de Salamanca, pastan los toros de las tres ganaderías de la familia García Jiménez, más conocidos en el mundo del toro como los Matilla, también empresarios de la plaza de toros de la Plana. Aunque se pueda pensar que esta condición de gestores del coso suponga entrar por decreto en los carteles como ganaderos, los resultados de las corridas lidiadas en Castellón les dan la razón y si están es por méritos propios. 



Compartir el artículo

stats