Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

SECTOR DE LA HOSTELERIA Y HOTELES DE CASTELLÓ

Marco destaca las fiestas de la Magdalena como revulsivo económico y una ayuda a los empresarios

El mal tiempo rebaja las buenas previsiones iniciales de ocupación hotelera hasta el 70%

Desmontaje de carpas en la plaza de las Aulas.

Las fiestas de la Magdalena han finalizado en Castelló con una ocupación hotelera que ha alcanzado el 75% según los datos del Patronato Municipal de Turismo y entre el 65 y el 70%, tal y como afirma el vicepresidente de Ashotur, Luis Martí , al periódico Mediterráneo. Unos porcentajes por debajo de lo que se preveía antes del inicio de la semana grande y motivados por las fuertes precipitaciones que causaron cancelaciones de última hora. «Ha sido una ocupación media e inferior a lo esperado por las lluvias», ha destacado Martí, quien asegura que las precipitaciones también han influido en la hostelería en los días finales. 

Tareas de desmontaje de carpas y vallas en la plaza María Agustina. MANOLO NEBOT ROCHERA

En la misma línea se ha pronunciado el director de los hoteles Jaume I y Castellón Center, Ignacio Montoto, cuyas instalaciones han tenido un 60% de ocupación, principalmente durante el fin de semana. «Estas fiestas iban a ser muy buenas porque se trazó una excelente feria taurina y ha terminado estropeándose por culpa del tiempo», ha señalado. 

Por su parte, Eva Roqueta, directora del hotel Luz, cifra en el 80% la actividad registrada en el mismo y de forma más elevada en sábado y domingo, «propiciada también por nuestros menús de Magdalena, ya que también hemos tenido lleno el comedor».

En este sentido y con respecto a este sector económico de la capital, la alcaldesa de Castelló, Amparo Marco, ha dicho que la Magdalena «ha servido de revulsivo para Castelló y ha contribuido a activar la economía y a ayudar al tejido empresarial de la ciudad».

«Las fiestas fundacionales nos han permitido recuperar la ilusión colectiva y reencontrarnos con nuestros amigos, con nuestras tradiciones, nuestra historia y nuestra cultura», ha dicho. «Ha sido una semana marcada sin duda por la lluvia, que nos ha obligado a adaptar la programación día a día, y durante la que pese a todo hemos podido mantener la esencia de la Magdalena y disfrutar de actos tan singulares y emotivos», ha proseguido la primera edila.

 «Han sido unas fiestas muy emotivas y participativas», ha afirmado, por su parte, el concejal de Fiestas, Omar Braina.

Actuaciones policiales

Por otro lado, durante las fiestas de la Magdalena se han recibido en la Sala Municipal de Seguridad y Emergencias (CIMSE) un total de 1.668 llamadas, lo que supone un 39,8% menos que las recibidas en las últimas fiestas celebradas en el 2019. En cuanto a quejas o molestias en collas, locales, gaiatas o eventos festeros, se han realizado un total de 159 intervenciones. Así, la Policía Local ha intervenido en 126 collas o locales, 28 gaiatas y 5 eventos. Unas actuaciones que se han saldado con siete denuncias y 21 cierres en nueve días.

También se han realizado 70 servicios entre prevención de actos programadas, accidentes de tráfico, asistencias técnicas, inundaciones y caídas de cascotes, entre otros; 115 actuaciones sanitarias municipales; y diez detenciones, tres de ellas por atentado a la autoridad, otras tres por lesiones, dos por violencia de género y otras dos por hurto, informaron desde el consistorio. 

Compartir el artículo

stats